domingo, 21 de abril de 2013

Se acerca el Día del Libro y... cómo ser un buen lector

 
Para ser un buen lector debes seguir estos consejos: 

Organiza bien tu biblioteca. 
¿Tienes tus libros bien ordenados? ¿Has reservado algún lugar especial para guardarlos? 
Piensa que tus amigas, tus amigos, son los mejores compañeros de lecturas
¿Has intercambiado alguna vez los libros con tus amigos? ¿Habéis jugado a contaros historias: las más misteriosas, aventureras, inquietantes, divertidas…? 
Aprovecha cualquier ocasión para leer
Cualquier motivo puede ser bueno para conseguir los mejores libros: cuando prepares tus vacaciones, cuando quieras aprender cosas nuevas, cuando te apetezca leer las historias más fascinantes… ¿Por qué no das ideas a tus padres para que te regalen más libros? 
Pide consejo: a tus padres, a tus profes, al bibliotecario, al librero…
Si no sabes qué leer, si te has atascado con algún libro, pide ayuda. Tus profesores, tus padres, el librero o el bibliotecario de la zona, algún amigo o amiga…, seguro que ellos se les ocurren muchas ideas. 
Si te apetece leer, lee. No te distraigas con otras cosas
¿Hay veces que tienes unas ganas irresistibles de leer? 
No te quedes con ninguna duda
Siempre que estés leyendo, a solas, o con tus padres, o en el cole, no te quedes con ninguna duda. Si no entiendes algo, pregúntalo. Los mayores saben muchas cosas que pueden ayudarte. Ellos sí que son buenos lectores. 
Fíjate bien en cómo leen las personas mayores
¿Te has dado cuenta de todo lo que hacen los mayores mientras leen? ¿Has visto lo bien que lo pasan leyendo? Cuando lean tus padres, tus hermanos, tus abuelos…no te pierdas ningún detalle. 
Visita la librería y la biblioteca más próximas
¿Conoces la biblioteca más cercana? ¿Y la librería? ¿Por qué no pides a tus padres que te acompañen? Allí te enseñarán las últimas novedades y te recomendarán libros sobre tus temas favoritos. Además, puedes hacerte el carné de lector. ¿O lo tienes ya? 
Busca cualquier disculpa para que te lean y te cuenten cuentos
¿Te gusta que te cuenten historias? ¿Y que alguien lea en voz alta? 
Todos los días, resérvate un rato para leer
Después de merendar, antes de dormir… ¿cuál es tu momento preferido?

Y si quieres puedes leerlos AQUÍ (gracias a Leer.es y Ana Nebreda) pero de otra forma, con dibujos,...  e incluso imprimirlos para hacer un librillo o ponerlos en alguna pared estratégica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada