jueves, 19 de febrero de 2015

Escaleras lectoras, una forma de "llamar" a la biblioteca

Montando nuestra última "escalera lectora"
Nuestro trabajo desde la biblioteca escolar tiene mucho de mágico. Tenemos claro que la lectura en sí es una necesidad actual, además puede llegar a convertirse en una afición satisfactoria -aunque no siempre sea así- que puede llegar a ser apasionante. Sin embargo, desde nuestro trabajo como responsables de la biblioteca y dinamizadores de la lectura debemos tener muy presente la capacidad de captar la atención y sorprender a los lectores potenciales, nuestros usuarios y/o alumnos. 

Debemos asaltar con la lectura allá donde estén los lectores. No debemos cerrar puertas y vitrinas sino abrir y sacar la lectura a todos los contextos. ¿Y si salimos de la biblioteca? ¿Por qué no invadir de palabras, versos, frases... las paredes, patios, puertas... y escaleras? La idea es sorprender e invitar a seguir leyendo y para ello la "innovación" y la creatividad son importantes. Con ellas seguro que no dejamos indiferentes a nadie, tanto alumnos, maestros, padres y madres, hasta el personal de la limpieza, se verán "seducidos" por este nuevo elemento en nuestra rutina. Resultará acogedor que la escalera nos reciba con un mensaje cálido o sorprendente. ¿A dónde nos llevarán? Pues a seguir leyendo o hasta la biblioteca.

Así surgen las "escaleras lectoras" que tanto ha potenciado Constanza Mekis desde las Biblioteca-CRA de Chile. Ella misma nos dice:
Subimos, bajamos, subimos y volvemos a bajar a diario las escaleras en nuestros colegios, liceos y escuelas de Chile. ¿Cómo aprovechar este espacio? ¿Cómo potenciarlas?
La Escalera Lectora busca hacer un cambio en la rutina de la comunidad escolar, con alguna frase o invitación a viajar, a saber… a LEER. Con trozos de cartulinas escritas iluminaremos de color y creatividad un día cualquiera.
Aquí os dejamos un vídeo sobre las escaleras lectoras de Chile.


Y aquí podéis ver algunas imágenes con ejemplos de "escaleras lectoras". Pincha sobre el tablero para verlas con detalle.  Si pinchas sobre algunas de ellas te llevarán al blog de donde las he recopilado.


¿Te animas a hacer la tuya? Es sencillo, ¡manos a la obra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada