domingo, 4 de marzo de 2012

¿Cambiamos la ciudad? Por unas ciudades lectoras

Mirad que idea he descubierto leyendo el blog de , Rincón del bibliotecario.
Resulta que en Nueva York se han colocado algunas mini-bibliotecas dentro de cabinas de teléfono.
John Locke, un arquitecto de ciudad, lanzó un proyecto literario de reutilización de mobiliario urbano; las cabinas de teléfonos, que todavía se encuentran en las calles de la Gran Manzana como ornamento, se han convertido en hitos nostálgicos de la ciudad.Con la invasión de los teléfonos móviles prácticamente nadie utiliza las cabinas, exceptuando cuando llueve que suelen utilizarse para protegerse del mal tiempo. Esta nueva reutilización de mobiliario urbano, ofrece un cambio radical de utilidad a las cabinas que ahora se convierten en mini bibliotecas.
Locke ha equipado estas bibliotecas cabina con estanterías empotradas. Los ciudadanos están invitados a tomar prestado o intercambiar libros de los estantes.
¿Qué otros cambios se os ocurren para hacer la ciudad más lectora?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada