lunes, 27 de junio de 2011

Elegir ser bibliotecaria.

Os presento un fragmento de un libro que he leído este año y me ha traído muchos recuerdos a la memoria. La autora es Claudia Gabriela Nájera Trujillo, su título “…pero no imposible. Bitácora de la transformación de una biblioteca escolar y su entorno”; de la editorial Océano Travesía (ISBN: 978-84-493-3883-7).
Os lo recomiendo. Entenderéis muchas de las conversaciones que hemos mantenido a lo largo de nuestros encuentros de este curso.
“Miro hacia atrás a través del recuerdo, observo las muchas fotografías que he tomado durante este tiempo, leo mis relatos y definitivamente me gusta lo que miro, me convenzo de que fue una buena idea pedir esta oportunidad de intentar instalar una biblioteca. Me gusta ser bibliotecaria aunque mi formación académica sea de maestra de escuela. Ser bibliotecaria, hacerme bibliotecaria en el camino ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de todos mis años de servicio.
…descubro que no ha sido fácil pero tampoco imposible. Las cosas han marchado mejor cuando estoy tranquila a pesar de la tormenta. El trabajo diario, sin grandes pretensiones pero plagado de pequeños detalles, abona el camino de instalar la biblioteca, de hacerla una buena opción para adultos y niños, de hacerla parte de lo cotidiano en la escuela.
Me gusta lo que sucede en la biblioteca. Mirar cómo dentro de ella podemos estar y ser, sin marcar diferencia entre alumnos de diferentes niveles, padres de familia o maestros.
…Me encanta estar ahí, acompañarles si lo desean, intentar ayudarles cuando lo solicitan o descubro que lo requieren, sin ponernos etiquetas permanentes, sin sentirnos obligaciones a dar cuenta del libro que elegimos.”
Y con esto me despido durante este curso. Felices vacaciones. En septiembre, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada